Frequently Asked Question

Saber mas sobre SSD vs HDD
Last Updated 5 months ago

¿Que es un SSD?

SSD es una forma corta para Disco Duro de Estado Solido. La razón por la cual es llamado eso se debe a que no tienen ningún parte móvil, es similar a una memoria USB. En términos más simples, puedes llamar SSD a un tipo de USB más sofisticado y muy grande. Como una memoria, la información en un SSD es guardada en forma de micro chips. Además, en vez de acceder a los datos a través de un brazo mecánico, los SSD son capaces de accederlos directamente desde el microchip. Esta es la razón por la cual es SSD es más rápido que el HDD ya que requiere menos trabajo manual para obtener la información.

SDD utiliza una memoria flash basada en NAND la cual es un tipo de memoria no volátil. Puede mantener los datos almacenados incluso después que disco haya sido apagado. Mientras que todos los tipos de memoria permanente tienen esta misma característica, Los SDD disponibles hoy en día pueden mantener los datos guardados por hasta 200 años. Un SSD tienen un procesador el cual funciona como un controlador. Es utilizado para realizar varias operaciones las cuales están relacionadas a la lectura y escritura de datos. Entre más rápido es el controlador más rápido es la lectura y escritura de datos.

¿Que es un HDD?

HDD son una tecnología más vieja la cual fue introducida inicialmente por IBM hace casi 60 años. Es la abreviación de Disco Duro y hace uso del magnetismo para el propósito de almacenamiento de datos. HDDs tiene un plato rotativo que gira a alta velocidades mientras la cabeza de lectura/escritura es ubicada encima mientras lee y escribe datos en el plato giratorio. El rendimiento de un HDD depende de la velocidad de giro de su plato. El rango usual de giro de los discos HDD en uso hoy en día es 5400RPM hasta 7200RPM. Los platos basados en servidores pueden llegar a alcanzar velocidades de giro de hasta 15000 RPM.

Ventajas y desventajas

Tanto los SSD como los discos duros tienen la misma función. En ellos instalamos el sistema operativo y los programas, además de guardar los archivos con los que trabajamos. Sin embargo, cada tipo de almacenamiento tiene sus propias ventajas e inconvenientes:

  • Precio: los SSD son más caros que los discos duros. Aunque las diferencias se van acortando, el precio por GB de los HDD es más barato que el de los SSD. En concreto, hoy en día un GB de HDD suele costar entre 2% y 4%, mientras que el GB de SSD ronda los 15% y 20%.
  • Capacidad máxima: la capacidad de los discos SSD suele ser mucho menor que la de los HDD. Aunque hay unidades SSD de 4 TB, son muy caras y difíciles de encontrar.
  • Velocidad: aquí es donde brillan los SSD. Un ordenador equipado con un disco SSD arranca en cuestión de segundos, inicia y ejecuta aplicaciones más rápido, y transfiere archivos a más velocidad.
  • Fragmentación: los discos duros funcionan mejor con archivos más grandes que se colocan en bloques contiguos. De esa manera, el cabezal de la unidad puede iniciar y finalizar su lectura en un movimiento continuo.

    Cuando los discos duros comienzan a llenarse, los archivos grandes pueden dispersarse alrededor de la bandeja del disco causando que la unidad sufra, lo que se llama fragmentación.

    Aunque en los últimos años los algoritmos de lectura y escritura han mejorado minimizando el problema, los discos duros aún pueden fragmentarse, cosa que no pasa en los SSD.
  • Durabilidad: mucho se ha hablado de la vida útil de los discos SSD (cada celda en un banco de memoria flash se puede escribir y borrar un número limitado de veces), sin embargo, en un entorno real, los SSD suelen ser mucho más resistentes y duraderos que los HDD.

    Por un lado, la tecnología TRIM optimiza los ciclos de lectura / escritura para repartir la actividad por todas las celdas de memoria, por otro lado, al no tener partes móviles, los discos SSD son menos propensos a fallos.
  • Ruido: todos los HDD, incluso los más silenciosos, hacen más ruido que los discos SSD. Es verdad que los SSD pueden emitir ruido eléctrico, pero suele ser inaudible.
  • Consumo energético: los SSD son mucho más eficientes que los HDD, generan menos calor y gastan menos energía. En los ordenadores portátiles esto es algo muy interesante, ya que mejora la duración y vida útil de la batería.
  • Forma: los HDD se pueden encontrar en formato de 3,5 pulgadas y 2,5 pulgadas. El tamaño más habitual de los SSD son las 2,5 pulgadas, aunque se pueden encontrar en tamaños más pequeños (M.2 y mSATA).

Please Wait!

Please wait... it will take a second!